viernes, 10 de abril de 2009

II ENCUENTRO DE ESCRITORES POR LA TIERRA





Homenaje a Ernesto Cardenal, II Encuentro de Escritores por la Tierra.






En español son muy pocas las palabras y no tengo más que gracias por este desproporcionado homenaje, comenzó diciendo el poeta Ernesto Cardenal al recibir el doctorado honoris causa que le otorgo la Universidad Veracruzana de México el pasado 26 de marzo.
Ernesto Cardenal compartió el homenaje junto a Eduardo Galeano quien entre otras cosas manifestó su agradecimiento por dos motivos por venir de quien viene y por venir
con quien viene, ya que lo comparto con mi hermano Ernesto, la voz de la revolución sandinista, que tanto nos ayudó a creer y querer cuando era una esperanza universal.
“Desde la isla mágica de Solentiname, donde Jesús comparte la mesa de los pescadores y ninguna cena es la Última Cena, el poeta sigue siendo, pese a quien pese, guste o disguste, el símbolo de esa revolución, y ahora es también el profeta de su resurrección, manifestó.
Cardenal destacó que México es su segunda patria, ya que allí realizó sus estudios de seminarista y aprendió a tener bondad en el corazón y el culto a Quetzalcoatl, además lugar donde Sandino recibió la lección de la primera revolución moderna y se formó políticamente en el sindicalismo libertario.





La investidura formó parte del homenaje promovido por la Red Internacional de Escritores por la Tierra, que se celebró su segundo encuentro en la ciudad de Xalapa,Veracruz y que reunió además de los dos latinoamericanos universales,como les llamara el rector de la universidad veracruzana Raúl Arias Lovillo a escritores e intelectuales de diversos países entre ellos a Víctor Casaus y Silvio Rodríguez.

Además contó con la participación musical de los cantautores Adrián Goizueta , Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy.

En el encuentro se presentó también el libro el triunfo de la palabra, del periodista español y miembro de la RIET, Juan Carlos Ruiz.
Al mismo asistieron diversas personalidades entre ellas, Jorge Boccanera, Saúl Ibargoyen, Eduardo Langagne,Eraclio Zepeda y Thelma Nava.