martes, 16 de marzo de 2010

MATILDE ELENA LÓPEZ,NUESTRAS LETRAS DE LUTO




Matilde Elena López
20 febrero 1919 11 marzo 2010

Desde la adolescencia, el intelecto de esta mujer inquieta y batalladora mostró destellos excepcionales. Comenzó publicando versos en los periódicos y revistas de la época – a finales de los años 30-. De inmediato su energía se expandió hacia los ámbitos de la lucha social contra la dictadura de Hernández Martínez.



Perteneció a la “Generación del 44”, una generación que luchó frontalmente contra la dictadura y también formó parte de la Asociación de Escritores y Artistas Antifascistas y el “Grupo Seis”. El grupo nace con intención literaria, pero venía una lucha política, el momento era terriblemente opresivo, eran los días de dictaduras, de luchas contra el fascismo en Alemania, en Italia. Para el grupo, esta lucha se enfilaba hacia la lucha contra la dictadura de Martínez en el Salvador, de Somoza en Nicaragua, de Carías en Honduras
Su compromiso con la democracia llevó a Matilde a exiliarse en Guatemala, donde Ubico había sido derrotado en la revolución de octubre y donde además había estudiado durante su infancia. Allá fue recibida por la comunidad intelectual y sus antiguos conocidos.

Por los cambios políticos en Guatemala, con la caída de Árbenz, debió refugiarse en la embajada de Ecuador, hacia donde viaja después de comprar los pasajes de su esposo y de su hija con el dinero obtenido de la venta de una máquina de escribir. Allá continuaría su carrera escribiendo, conduciendo un programa radial y dictando conferencias.
A su regreso del exilio, la doctora inicia sus labores en la Universidad de El Salvador, hasta su jubilación.
Directora de Arte y Extensión Cultural del Ministerio de Educación, impartió clases en la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA) y fue decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad "Nueva San Salvador" (UNSSA, San Salvador).

Escribió varios libros de poesía, cuento, teatro y ensayo

En el 2003 fue declarada por la Asamblea Legislativa Hija Meritísima de El Salvador y en el 2005 se le otorgó el Premio Nacional de Cultura