domingo, 11 de julio de 2010

sábado, 10 de julio de 2010

Carlos Ayala,Biblia o biblismo?

Notas informativas UCA
¿Biblia o biblismo?
Carlos Ayala Ramírez, director de Radio YSUCA
07/07/2010

En los textos de lógica formal se encuentra, entre otras, la falacia de la causa falsa, entendida ésta como el procedimiento erróneo de asignar una relación causal donde no la hay. La aprobación del decreto de ley que instituye “la lectura de pasajes de la Biblia diaria y sistemática en todos los centros educativos del país” me ha hecho recordar esta falacia. Los defensores de la lectura obligada de la Biblia sostienen que de esta manera se contribuirá a la restauración de la práctica de valores en la sociedad salvadoreña, que está viviendo una situación de violencia, según ellos, por la “pérdida” de principios religiosos.

Este, ciertamente, es un buen ejemplo de falacia de la causa falsa. Da la impresión que el texto (bíblico) va a resolver el problema del contexto. El facilismo y la evasión de los problemas reales vuelven a surgir entre los señores y señoras diputadas. Son muchas las voces —unas autorizadas y otras no tanto— que han señalado que la violencia y la delincuencia juvenil son fenómenos que obedecen a múltiples causas: violencia intrafamiliar; deserción y expulsión escolar; desempleo; subocupación juvenil; vivir en asentamientos urbanos precarios; crecer en comunidades violentas o con fácil acceso a armas y drogas; emigración e imitación de patrones culturales que privilegian las actitudes violentas; brutalidad o corrupción policial; influencia del narcotráfico, etc. Mientras no se enfrente seriamente este contexto, poco pueden hacer los textos, incluso los sagrados. Todavía pensamos que los graves problemas de violencia pueden resolverse por obra y gracia divina, y sin que se asuman las propias responsabilidades políticas, estatales, institucionales, y personales. Otros más desearían que, ante una realidad que parece una catástrofe sin fin, ocurriera un fin catastrófico. De nuevo, el facilismo irresponsable. El problema no es de texto, sino de contexto. No se trata de si se debe leer o no la Biblia; se trata, más bien, de si se cuenta o no con una política eficaz para prevenir la violencia asociada a la adolescencia y la juventud. Sin olvidar, claro está, el combate al crimen organizado, que implica igualmente políticas de seguridad que ofrezcan resultados.

Ahora bien, no estamos con este comentario quitándole peso al libro sagrado. La Sagrada Escritura, como dice Pablo a Timoteo, “es inspirada y útil para enseñar, argumentar, encaminar e instruir en la justicia. Con lo cual el hombre de Dios estará formado y capacitado para toda clase de obras buenas” (2 Tim 3, 16-17). Pero, reconocido esto, la educación o formación en la fe no tiene por qué ser tarea de la escuela pública, y menos en una sociedad laica. Ha de ser tarea de las familias y de las comunidades creyentes. Cierto es que en ambos ámbitos hay serias deficiencias en cuanto formadoras de la fe, pero eso es otro punto. En todo caso, la educación en la fe no puede ni debe ser obligatoria. Dios —el Dios de la Biblia— no nos obliga a creer; nos hace, eso sí, una propuesta de vida, una vida animada por el amor, la verdad y la justicia. El ser humano puede responder, y cuando da una respuesta responsable a esa propuesta, se habla precisamente de fe. Jesús deja claro que sus seguidores necesitarán algunas actitudes básicas: “La semilla que cayó en tierra buena se refiere a los que, después de escuchar el mensaje con un corazón noble y generoso, lo retiene y dan fruto por su constancia” (Lc 8,15). Tres palabras resumen en este texto la condición de todo hombre y mujer que buscan ser discípulos de Jesús: oír (la Palabra), guardar (discernir), fructificar (poner en práctica). No se propone sólo creer, sino enseñar a vivir humanamente (con misericordia).

Monseñor Romero, un claro servidor de la Palabra de Dios, dijo en su momento: “Una Biblia que solamente se usa para leerla, y vivir materialmente apegados a tradiciones y costumbres de los tiempos en que se escribieron esas páginas, es una Biblia muerta. Eso se llama biblismo, no se llama revelación de Dios” (homilía del 4 de junio de 1978). Lo expresado por monseñor nos recuerda que la Biblia no tiene por propósito darnos un catálogo de verdades o de principios morales; su objetivo principal (y de su interpretación) es ayudar al pueblo a descubrir la presencia amigable y gratuita de Dios, y experimentar su amor liberador. La certeza mayor que la Biblia nos comunica es que Dios escucha el clamor de su pueblo oprimido, está presente en la vida y en la historia de este pueblo, y lo ayuda en su liberación. A esto se llama el núcleo de la fe judeocristiana (el principio-fundamento). Sacar los textos de ese contexto global es uno de los graves peligros de las lecturas fundamentalistas de la Biblia, proclives a la manipulación religiosa.

Volvamos, pues, a poner las cosas en su lugar: de un Estado laico (democrático) debe esperarse el respeto y salvaguarda de la multiculturalidad y pluralidad axiológica. El artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos plantea “que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia”. La religión, por tanto, es cosa de los ciudadanos concretos, no de los Estados; a estos últimos les corresponde la protección de ese derecho.

La teología del Concilio Vaticano II favorece una sociedad de carácter laico (donde haya una legítima autonomía entre religión y Estado), pero al mismo tiempo “exhorta a los cristianos, ciudadanos de la ciudad terrena y de la ciudad celeste, a que cumplan fielmente sus deberes terrenos, guiados siempre por el espíritu del Evangelio. Se apartan de la verdad quienes, sabiendo que no tenemos aquí una ciudad permanente, sino que buscamos la futura, piensan que por ello pueden descuidar sus deberes terrenos, sin advertir que precisamente por esa misma fe están más obligados a cumplirlos, según la vocación con que cada uno ha sido llamado” (Constitución sobre la Iglesia en el mundo, n.º 43). Las enseñanzas de la Biblia son una condición necesaria y suficiente para posibilitar una humanidad nueva. Pero para resolver problemas concretos (la violencia y delincuencia juvenil), no es suficiente la Biblia; hay que encarar las causas socio-históricas del problema y plantear propuestas de solución razonables.

martes, 6 de julio de 2010


Seminario de Cultura, fotos





LUIS ENRIQUE MEJIA GODOY, POEMAS



EPIGRAMAS A LA MUJER SERPIENTE EMPLUMADA

Esa rodaja de luna
que está ahora en mi patio
está también en tu calle
ella es la que me ve
como a un ladrón
entrando en tus sueños.


2

Frente al espejo
te desnudas
sabes que del otro lado
de la luna llena
estaré viéndote
como cuando te bañabas
en el Wankí

3

Me faltas y me dueles
y no hay remedio
para este amor
que también te duele
cuando te falto
y nos morimos juntos
y distantes


4

Cuando leas estos epigramas
a tus nietos
diles que los escribí para vos
mujer serpiente
abuela emplumada!


5

Escribo epigramas
para vos
y te los mando
como rosas
para que los guardes
o los deshojes


17

Contorsiona su cuerpo
serpenteando
en su lecho de sábanas y mojazones
danza culebreando
haciendo círculos de mariposas y colibríes
en su nido de vértebras y plumas
Se enrosca en el cuerpo de su amante
y huele a flores fragantes su aliento

Agita su chischil cadereando
Se derrama sobre el cuerpo de su jaguar
en pasión desenfrenada
abre la corola de su flor excitada
para su dicha plena
y entrega a su amante,
complacida y amada
su corazón de obsidiana
al filo del alba





Fotografías sin flash

1

Arar sobre tu espalda
espiar en tu escote
ver como te peinas
frente al espejo
mirarme en el brillo
de tus hombros
sé que me gustas tanto
aunque hay fotos
en que me miras como ausente

5

Estamos en un bar lleno de espejos
te miro de frente
pero también veo tu cuello
y tu nuca limpia como un florero
entonces pedimos al mesero
que nos haga una foto
aquel beso quedó para siempre
en Antigua Guatemala
entre las viejas fotos, las máscaras
y un violín
que se deshilachaba
desde un tocadiscos
que parecía enfermo nostalgia.


Tatuaje


Pienso en la carnosa flor
de tu boca
y pronuncio de memoria
tu nombre despacio

El tiempo quiso
que todo fuera tan breve
pero intenso
sólo él podrá borrar
la huella de tu sexo
pequeño y cálido
que quedó grabado en mis labios
como un tatuaje...

Luis Enrique Mejía Godoy

ROQUE DALTON,DESDE NUESTRAS RAÍCES




DESDE NUESTRAS RAÍCES
VISION DE LUIS MELGAR SOBRE ROQUE DALTON Y LA TIERRA

Las Jornadas de la Red de Escritores por la Tierra en El Salvador, iniciaron con un arduo día de trabajo pro justicia climática en el que escuchamos a Edgar Quisquinay, vicesecretario nacional de juventud de Guatemala exponer la situación de crisis medioambiental y los horrores que ha ocasionado en su país, especialmente entre la niñez. Asimismo Rosalía Soley de la UNES, quien expuso sobre la necesidad de que el gobierno salvadoreño implemente una política de cambio climático que frene los impactos medioambientales . Y a los ecologistas Eduardo Boné, Néstor Martínez y Jesús Cisneros coincidiendo todos en la necesidad de unir acciones ante el cambio climático de manera democráticamente responsable y de acuerdo con el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Ese mismo día tuvimos el concierto poético musical Taberna y Otros Lugares, donde participaron los músicos Nahuel, Exceso de Equipaje, Guillermo Anderson, Adrián Gouizueta y Luis Enrique Mejía Godoy, bajo la coordinación de Modesto López director de Ediciones PENTAGRAMA y en el que apreciamos además la presentación de un documental inédito sobre Roque, a cargo de Valentina López.

El siguiente día correspondió al área literaria , que realizamos junto a la directora de la Biblioteca de la UCA, Jacqueline Morales y de de la que ya adelantamos
en la programación del jueves pasado, la participación del P.Andreú Oliva, vicerrector de la UCA y de los escritores Ernesto Cardenal y Víctor Casaus.
Durante esta actividad hicimos también con todos los escritores participantes a las Jornadas un intercambio de libros cortesía de UCA Editores.
Posteriormente hubieron recitales simultáneos en centros educativos de Santa Tecla, y por la noche la exposición fotográfica y recital poético Roque Tormenta en la Raíz de Los Volcanes, donde Luis Enrique Mejía Godoy , leyó por vez primera sus poemas al público.
Los tres días de actividades culminaron con un concierto en el Palacio de la Cultura de Santa Tecla, durante el cual también se festejó el cumpleaños de Adrián Gouizueta.



Fragmento de la ponencia

Voy a intentar armonizar unos textos de Dalton con las III Jornadas pro Justicia Climática.
Un buen número de textos de Roque reflejan un hondo sentido de Cuscatlan,más bien de la madre tierra, como sabemos en México se enamoro de la cultura indígena, tanto la tolteca como la maya y a partir de sus estudios de etnología y antropología en ese país mantuvo a lo largo de su obra una exploración de lo indigenista con lo marxista y lo cristiano, que diría yo son sus tres brújulas.
Considero representativo de la madre tierra, de lo telurico en la obra de Dalton, a mi juicio su libro más indigenista, a la vez más penetrante en la historia profunda de El Salvador y particularmente en las raíces ancestrales nuestras es Los Testimonios, editado en Cuba ,en 1964.En este libro hay una parte dedicada al partido comunista,como para decirle a su propio partido que el pongan atención al problema indígena, cosa que todavía no se logra.
La reinvidicación de la raíz ancestral esta plenamente dada por ejemplo en el poema al estilo maya o tolteca, que utiliza Roque para entrar en Cuscatlan.

La Tierra


Tierra de los colores en la edad de oro,
donde no se quemaba la madera de la piedra
solo los ojos esperando la aurora
el momento de orar al Formador.
Oh huracán rayo y relámpago
Tu que sabes las cosas grandes y pequeñas
Nuestro tributo es el amor que multiplica
Nuestras manos en muchas manos que te honran…

O cuando nos hace reconstruir miticamente como éramos, la riqueza productiva de nuestro país.

La Vida

Ahí crecía como la hiedra el escudriñamiento de los calendarios
Ahí velábamos la rumorosa elaboración de la miel
Ahí hacíamos crecer el legado de Tonacatepetl
El maíz hijo de la sangre deTapir la serpiente
Ahí quitamos la vida se la sacamos por los ojos a palos
A Caumichin que nos exigía la furia inútil y la dedicación a la muerte
Ahí éramos convocados por la vara de un cascabel
Para oír a Tutecotzimit hablar mirando al cielo
De los dioses amables.

El mito o la historicidad de Tutecotzimit y Caumichin como supuestos últimos caciques de Cuscatlan, antes de la llegada de los españoles nos remiten unos de los sentidos más profundos de la lucha entre el bien y el mal, entre los gritos sanguinarios de quien quiere mantener el poder y el sentido de la liberación, diríamos de la Teología de la Liberación indígena , en el signo de Tutecotzimit que aparece en un poema de Rubén Darío. Simboliza la lucha de lo revolucionario contra un sistema que nos depreda continuamente.

Asimismo Melgar cita Los poemas prohibidos del Pulgarcito, donde Roque hace una lista de los depredadores de El Salvador,…Poema Vegetal.
Así como de El Amor me cae más mal que la primavera que aparece en la antología de Lara Martínez ,aquí hay dos sentidos básicos de la mujer ,nos dice, la compañera revolucionaria con la cual se combate hombro a hombro y se traduce el discurso de la liberación y la mujer telúrica que emana de las raíces ancestrales….

lunes, 5 de julio de 2010

Presidenta de la Unión Estatal de Escritores Verac ruzanos,Martha Durazzo ,comenta Jornadas

Comentario de la escritora Martha Durazzo, presidenta de la Unión Estatal de Escritores Veracruzanos.

EL SALVADOR… Retornamos de participar en la Jornada de Escritores por la Tierra “Justicia Ambiental” y 35 años de Conmemoración de la muerte del poeta Roque Dalton” en El Salvador… La Red Internacional de Escritores por la Tierra, la Alcaldía de Santa Tecla, la UCA y la Universidad Veracruzana en los trabajos de coordinación… Significativa labor del Presidente de la RIET, Mtro. Ángel Juárez y el vicepresidente Mtro. Ernesto Cardenal para llevar el mensaje ecológico y de conmemoración del 35 Aniversario del deceso de Roque Dalton, poeta…
Por El Salvador un excelente trabajo el desempeñado por la amiga, poeta, Marisol Briones quien fue el enlace literario de la Jornada...
Escritores, músicos y científicos de El Salvador, Cuba, Guatemala, Chile, Costa Rica, Nicaragua, México, Panamá y España, entre otros países iberoamericanos, convivimos, hermanados, sin fronteras, a través de las lecturas de textos, mesas de estudio, ponencias, música y poesía en la UCA, museos o en las “capillas” de la educación: centros escolares… Más comentarios en las próximas columnas.