miércoles, 18 de junio de 2008

SOLSTICIO DE VERANO


La celebración del solsticio de verano, es tan antigua como la misma humanidad. En un principio se creía que el sol no volvería a su esplendor total, pues después de esta fecha, los días era cada vez más cortos.
El Solsticio de Verano es un festival de fuego solar, pero también lo es de agua: el fuego representa a la deidad masculina, mientras que el agua hace lo propio con la deidad femenina.
Los antiguos egipcios lo celebraban ya hace 4000 años,los Incas tenían en Machu Picchu una roca que llamaban Inti Huatana, que
significa “la roca donde atamos al sol.
.Entre los mayas, la cronología se determinaba mediante un complejo sistema calendárico. El año comenzaba cuando el Sol cruzaba el cenit el 16 de julio y tenía 365 días

En Mayapán pueden apreciarse los fenómenos de luz y sombra de los solsticios de verano e invierno.la zona de Dzibichaltún, zona arqueológica localizada al norte de Mérida, cuando la puerta del Templo de las Siete Muñecas se ilumina con el resplandor del Sol del amanecer que aparece en el horizonte y, en un momento dado, el disco celeste queda unos momentos al centro de la puerta, creando un espectáculo de luz y sombra en la fachada poniente.

El edificio donde ocurre el fenómeno se le llama el Templo de las Siete Muñecas porque en la parte central del edificio se encontró una ofrenda con siete figurillas de barro, que fueron tal vez para el Astro Rey y cumple su función de observatorio astronómico.

En América del Norte los iroqueses y los puebla realizan la gran danza de las plumas para agradecer al Buen Gemelo la fertilidad de la naturaleza y la existencia de todas las cosas. Los indios zuni elaboran bastones emplumados durante las fiestas del solsticio para luego plantarlos en lugares sagrados que lindan con campos de maíz y en los manantiales como ofrenda a los antepasados, al sol y a la luna.

Litha es el Solsticio de verano elebra la unión consumada entre el Dios y la Diosa (el principio masculino y el femenino), la fertilidad y generosidad de la tierra, el calor y la vida.
es una festividad muy asociada al fuego, de ella proviene nuestra "noche de San Juan", que no es más que una cristianización de las antiguas tradiciones paganas.
Otros nombres para esta época del año son: Alban Heruin (calendario druida), Alaban Hefin (Tradición anglosajona)... En la antigua Roma se celebraba la festividad de la diosa Vesta (diosa del hogar), mientras que en la antigua Gaila el solsticio de verano estaba dedicado a la diosa Epona (una antigua diosa celta asociada a los caballos). Para las "Strega" (brujas italianas) es la Fiesta dell´Estate (Fiesta del Verano) mientras que en algunos lugares de Inglaterra este día está dedicado a Cerridwen y su caldero (Cerridwen era una diosa-hechicera en la antigua mitología galesa, la cual poseía un caldero mágico; en el neopaganismo es una diosa de gran importancia y su caldero simboliza la fertilidad, la matriz y el renacimiento). En irlanda, este día estaba dedicado a la diosa Ainé (diosa del amor hija de Manannán, dios del océano y de la diosa Brigit/Brigantia, la cual se convirtió en reina de las hadas). En lugares del norte de Europa el 21 de Junio se celebra el día del "Hombre Verde", el cual sería una reminiscencia de una antigua deidad masculina de la fertilidad y la naturaleza salvaje (semejante al Cerunnos celta).
El solsticio de verano es el punto culminante para dar el salto entre dos mundos.Junto a la Noche de San Juan, ambos rituales de fuego, son fechas en la que numerosas leyendas fantásticas son unánimes al decir que es un período en el que se abren de par en par las invisibles puertas del "otro lado del espejo".