jueves, 11 de diciembre de 2008


TONANTZIN - NUESTRA MADRE

Coatlicue es una divinidad azteca, madre de Huitzilopochtli. Su nombre significa
"La de la Falda de Serpientes". Diosa terrestre de la vida y la muerte. También
recibía los nombres de Tonantzin (nuestra muy venerable madre), y Teteoinan
(madre de los dioses).

Era representada como una mujer usando una falda de serpientes y un collar de corazones
La Madre Tierra (Tonantzin) tenía un lugar preponderante en el panteón indio. Como principio eterno femenino, la fecundidad de la Madre Tierra era tratada con especial ternura, con galantes consideraciones. En primavera se araba pidiéndole permiso con cariño, para que recibiera la semilla. Después, en verano, durante el reinado de Tonatiuh, venían los ruegos a Chalchiuhtlicue y a Tláloc para que no la dejaran sola en su labor de servir de vientre al fruto esperado.
Venían las ceremonias de cosecha, en otoño. Pero no quedaba ahí: durante el invierno, Tonantzin dormía, y había qué cuidarle el sueño. Se le daba parte de la cosecha en retribución por sus esfuerzos y para que despertara fuerte y feliz. Se erigían altares donde se exhibían los mejores frutos, representando la cosecha entera. Esa era la porción para Tonantzin.

El Nican Mopohua, texto aceptado por la iglesia católica . fue escrito en lengua nahuatl en el año de 1556 (aproximadamente) por el indígena cristianizado Antonio Valeriano, su nombre significa: “Aquí se narra...”, textualmente dice según la traducción de Mons. José Luis Guerrero Rosado:

“Ten la bondad de enterarte, por favor pon en tu corazón, hijito mío el más amado, que yo soy la perfecta siempre Virgen Santa María, y tengo el privilegio de ser Madre del verdaderísimo Dios, de Ipalnemohuani, (Aquel por quien se vive), de Teyocoyani (del Creador de las personas), de Tloque Nahuaque (del Dueño del estar junto a todo y del abarcarlo todo), de Ilhuicahua Tlaltipaque (del Señor del Cielo y de la Tierra).