martes, 26 de febrero de 2008

DOS POEMAS DE ANTONIO CABÁN VALE

Antonio Cabán Vale.Puerto Rico.
Se destaca en la universidad como cantor de música de protesta.Su primer disco de larga duración El Topo.Las manos del campo,contiene la canción Verde Luz,considerada como un segundo himno nacional de Puerto Rico.Posee una amplia discografía en la que ofrece musicalizada parte de la mejor poesía suya.Ha publicado sus versos en distintas revistas y publicado dos poemarios
Un lugar fuera del tiempo y Penúltima salida.


Era el comienzo del amor

Olvidado de todos esta tarde
bebo un café muy solo y te recuerdo
caminando en la calle, pensativo,
perdida la mirada en el silencio

Recuerdo tu mirada,tu sonrisa,
el aire se hizo ala en tu cabello,
y el sol igual que un niño se enredaba
a tu falda de flores, lo recuerdo.

Era el comienzo del amor, lo vi en tus ojos
y juntos caminamos bajo un cielo

rumoroso de palmas y palomas
la bahía era un valle de luceros.

Era el comienzo del amor y fuimos juntos,
brillamos como un astro, lo recuerdo,
a lo largo de la noche iluminada,
con el mar acompañando nuestros besos.


PUERTO REAL

Soñando lejanías en el puerto
atrapado en las redes de la espera
mascullando blasfemias y oraciones
maniatado humillado en mi pena
me alzo y echo afuera
los chacales del odio

Un pedazo de cielo
los pañuelitos blancos
de las nubes errantes
bastan para fundar
la incomprendida eternidad

Las gaviotas chillonas rondan el roquedal
mientras la tijereta escinde el horizonte
derrumbando la tarde
hay barrunto de brumas y de sombras
se oyen ruidos extraños
el puente conmovido alza el vuelo
un júbilo de olas y de aves
celebran el milagro de quererte

y permanezco solo
con los brazos abiertos
convocando distancias
soñando lejanías en el puerto

Antonio Cabán Vale

2 comentarios:

Maria dijo...

Las palabras no bastan.... Gracias, gracias, gracias porque es la suya una voz que merece ser compartida. Pertenece a una generación de poetas que escribió nuestra historia cantando. Basta con mencionar Antonia, en las Manos del Campo y Verde Luz

Maria dijo...

Las palabras no bastan.... Gracias, gracias, gracias porque es la suya una voz que merece ser compartida. Pertenece a una generación de poetas que escribió nuestra historia cantando. Basta con mencionar Antonia, en las Manos del Campo y Verde Luz