miércoles, 26 de marzo de 2008

SIEMPRE MONSEÑOR ROMERO



MONSEÑOR ROMERO RESUCITÓ

MONSEÑOR ROMERO FUENTE DE INSPIRACION
Por Paulino Espinoza
excesodeequipaje@gmail.com

El testimonio de Monseñor Romero ha tenido múltiples implicaciones para todos los sectores de la sociedad, el sector del arte y la cultura no ha quedado atrás, dando pié a la producción de innumerables obras de arte.

La Misa Popular Salvadoreña es la primera obra que se produce con la inspiración del "Obispo Mártir", nueve de sus temas son compuestos por Guillermo Cuéllar y uno por Paulino Espinoza. Estas canciones nacen en su mayoría cuando Monseñor aún vivía, recogiendo su palabra de manera directa y el testimonio vivo de las comunidades de base. El "Canto de Entrada", por ejemplo nace con motivo del asesinato del padre Rutilio Grande, el "Señor ten piedad" ante la masacre del "Despertar", el "Eclesiastés" como una reflexión ante el auge del movimiento popular. En rigor, estas canciones no se inspiran "en Romero" pero si se inspiran "con Romero".

Esta obra se graba en agosto de 1980 por el grupo Yolocamba I Ta con la colaboración de la Banda Tepehuani, Luis Melgar Brizuela y Cecilia Regalado, con el apoyo de Don Sergio Méndez Arceo, Obispo Emérito de Cuernavaca y es editada en México, Canadá, Colombia, Finlandia, Nicaragua, Estados Unidos, Suecia y Holanda entre los años 1980 y 1998.

Uno de los primeros cantautores en inspirarse en "Monseñor" es Luis Enrique Mejía Godoy quién para julio de 1980 ya ha grabado su canción "Con Farabundo y Romero", la cual es incluida en el primer álbum grabado por el grupo Yolocamba i ta. Esta canción relaciona claramente la historia reciente vivida en Nicaragua con la derrota del somocismo y el movimiento de solidaridad que se venía gestando. Luis Enrique ha tenido presente la figura de Monseñor, no solamente para sus canciones ( recientemente estrenó un nuevo tema) sino como una referencia obligada en sus múltiples conciertos y presentaciones.

Rubén Blades compone la canción "El padre Antonio y su monaguillo Andrés", canción que bien podría ser la fusión de tres historias: la de un cura que llega de España y en lugar de irse a un templo bonito se mezcla con la gente humilde y lucha junto a ella ( Gaspar García Laviana), un cura asesinado junto a un niño ( Rutilio Grande, Alfonso Navarro y Luisito Torres) y un cura muerto en el altar mientras oficia misa ( Oscar Romero).

Como obra de arte testimonial, recreando una escena que no es nueva en América Latina, llevándonos desde el ejemplo de Camilo Torres en Colombia, hasta Monseñor Gerardi en Guatemala. El cura en mención bien pudiera ser colombiano, brasileño o guatemalteco. Blades hace, en la parte del pregón una alusión directa a "Monseñor", sellando con ello el mensaje sobre el "Obispo Mártir".

De acuerdo a Juan Carlos Berríos Director del coro de la UCA, el pregón es una parte fundamental en este tipo de canción, sin él el tema estaría incompleto ya que sería solamente un canto de denuncia o lamento, el pregón termina de redondear la canción convirtiéndola en un canto de alegría ( suenan las campanas), de esperanza ( mundo va a cambiar), de solidaridad ( por mi tierra hermana) y de celebración ( por su libertad).

La cantante canadiense Nancy White es otra de las primeras en componer canciones sobre Romero, ya para 1981 se le podía escuchar en conciertos y encuentros de solidaridad interpretando sus temas del álbum Sort of Political "Hymn to Oscar Romero".

"San Romero de América" de Pedro Casaldáliga es el poema más conocido de los escritos para "Monseñor", el cual se convierte en uno de los más duros testimonios y crítica para aquellos que conspiraron y traicionaron a propio hermano, " las curias no podían entenderte", es este poema el que lo bautiza como "San Romero de América" y profetiza " nadie hará callar tu última homilía", hoy 25 años después esa homilía resuena como nunca.

Alvar Castillo compone "Homenaje a Mon. Romero", canción que se graba en Vancouver, Canadá en el disco "Canto a la Patria Revolucionaria" también interpretado por el grupo Yolocamba I Ta y que se conoce popularmente como "Símbolo de Rebeldía". Esta canción recoge otra de las facetas de Romero, el profundo amor que tiene por su pueblo y su enorme capacidad de mover las conciencias utilizando solamente su "palabra sencilla".

Como se sabe, Monseñor tiene gran impacto en sectores campesinos, estos son los que desde los años 60 han venido protagonizando los mayores episodios de lucha por la tierra y por mejores condiciones de trabajo en las fincas y haciendas. Son también los campesinos los que más han sido reprimidos por la "Guardia Nacional", las patrullas cantonales y la temida "ORDEN".

No resulta extraño que sea en el campo donde más se le canta a "Monseñor" y que sea un campesino de Aguilares el que componga uno de los corridos más conocidos y queridos por la gente: el "Corrido a Monseñor Romero", el cuál causó gran impacto no solo en las zonas campesinas y urbanas sino entre las comunidades de refugiados que se fueron creando durante el conflicto, sobre todo en Honduras y Nicaragua, sirviendo de compañía y consuelo a estas comunidades que llegaron a albergar a cientos y hasta miles de salvadoreños que tenían que huir de sus propias poblaciones durante las incursiones del ejército en operaciones terrestres o bombardeos.

La Misa Mesoamericana, obra de Guillermo Cuéllar que se da a conocer en el año 2000 con ocasión del XX Aniversario en un CD grabado por el grupo Exceso de Equipaje, el cual incluye temas de Miguel Cavada, Plácido Erdosaín y Paulino Espinoza, está claramente inspirada en el testimonio de "el Pastor". Las temáticas de sus canciones pueden relacionarse fácilmente con las Homilías de Romero, por ejemplo el "Canto de Entrada" aborda el tema de los emigrantes, "Cristo Mesoamericano" trata sobre los jóvenes y excluidos, el "Cordero" sobre el pueblo crucificado, el "Magníficat" sobre la mujer etc.

La Misa Mesoamericana incluye como tema adicional la canción "Proclámenlo Santo", que busca establecer un diálogo con los que demandan pruebas de su santidad, la canción enumera una serie de milagros que bien pueden servir de testimonio, pero demanda de todos nosotros ( autoridades eclesiales incluidas) que caminemos por el sendero que nos señaló "Monseñor". Ese mismo año el grupo Yolocamba I Ta edita junto al Equipo Maíz el disco Romero que incluye una selección de canciones históricas y nuevas composiciones, entre ellas sobresale la propuesta de Super Paquito Chac con el tema " SLM 80, compuesto por Douglas Arévalo y la canción de Jorge Palencia "El profeta".

El grupo "Son tres cuartos" ha mantenido una clara línea de inspiración en Monseñor Romero y con él en los mártires y en las víctimas del pueblo salvadoreño. En su primera producción discográfica "Por este medio" incluyeron el tema "canción para un mártir" la cual ya había sido incluida en el álbum "Romero" y cantada por grupos como Sierra Madre. En su segunda producción " Leones de Barro" incluyen la canción "donde tantos cayeron cantando" hecha en memoria de las víctimas del ataque que sufriera la población durante el entierro de Monseñor Romero en Catedral el 30 de marzo de 1980, ambos temas de la autoría de Carlos Serpas, uno de los compositores jóvenes más creativos surgido en la última década.

Después de ocho años de realizarse, el Festival VERDAD que se realiza en el campus de la UCA (Universidad Centroamericana José Simeón Cañas), se ha convertido en el evento masivo más importante que se realiza a nivel cultural en el marco de los eventos conmemorativos a Romero, no solamente por la trayectoria de los artistas que en él se han presentado sino por los niveles de organización, convocatoria y producción técnica que este ha alcanzado.

En el ámbito gráfico y de las artes plásticas han sido el Equipo Maíz y la Asociación de Trabajadores del Arte y la Cultura –ASTAC – quienes han mantenido una clara línea de inspiración en Romero.

Destacan los murales realizados por el pintor Isaías Mata en Nueva York y el de la Iglesia de San Pedro en San Francisco, este último de 30 x 8 metros y que incluye, además de la imagen de Romero, las de Martin Luther King, el padre Hidalgo, Sor Juana Inés de la Cruz y Fray Bartolomé de las Casas, mural premiado en 1993 por la Sociedad de Muralistas de San Francisco. Otros murales de ASTAC se encuentran en la Universidad de Burlintong y en la ciudad de Corrientes, Argentina. Un nuevo mural hecho en tela por Isaías Mata aparece en el interior de la portada de la Misa Popular Salvadoreña Edición del XXV Aniversario y se exhibió públicamente en ocasión de la Xl vigilia de ASTAC.

El aporte de ASTAC y el Equipo Maíz puede sintetizarse en el hecho de haber logrado consolidar el icono de Monseñor Romero como un símbolo de la Iglesia Popular lo que se muestra en los centenares de diseños elaborados para portadas de libros, discos, murales, camisetas y afiches.

Siempre en la plástica destaca el cuadro del pintor Benjamín Cañas ubicado en museo del Centro Monseñor Romero el cual fue expuesto por primera vez en 1981 en la Biblioteca Martin Luther King de Washington DC y posteriormente en el Museo Forma de Miami. Retratos de Monseñor han sido pintados tanto por reconocidos artistas como por anónimos pintores populares en iglesias, parques, mercados, escuelas, universidades y oficinas públicas.

Otras obras artísticas inspiradas en Romero son la obra teatral "El Martirio del Pastor" de Samuel Rowinski, la producción del Teatro "La Fragua" de Honduras, la película "Romero" protagonizada por Raúl Julia, la reciente producción de "Romerocrucis" del escritor Miguel Chinchilla, la estatua de monseñor Oscar Arnulfo Romero en la abadía de Westminster, en el Reino Unido , la estatua ubicada a la sombra de El Salvador del Mundo en la Plaza las Américas.

En ocasión del XXV Aniversario, dos nuevos discos sale a la luz: una nueva versión de la "Misa Popular Salvadoreña" con la participación los integrantes de "Exceso de Equipaje": Guillermo Cuéllar, Alberto Masferrer y Paulino Espinoza, las voces del coro de la Universidad Tecnológica y otros músicos invitados y el álbum " Profeta, 25 años después", grabado por jóvenes que vienen haciendo un esfuerzo por acompañar a sus comunidades con entusiasmo y esperanza.