jueves, 13 de diciembre de 2007


Anoche se realizó el Poetonatzin en El Aire, la actividad consiste en la lectura de nuestros textos a
la Gran Madre.
Arqueólogos y antropólogos aseveran que el culto a la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac es la continuación al culto de la prehispánica y ancestral madre Tonantzin.
Según Fray Bernandino de Sahagún, los nativos veneraban en el cerro de Tepeyac a la diosa Cihuacoátl o Tonantzin.
Se cuenta que cuando Juan Diego pasaba por el cerro se le apareció la Madre pidiendo un templo en ese lugar,le mando cortar rosas y llevarlas al obispo, Juan Diego las puso en su áyate y al querer entregarlas apareció la figura de la Guadalupana.Las estrellas que aparecen pintadas en el manto de la Madre son las constelaciones que estaban en el cielo en el momento de su aparición,que fue solsticio de invierno de ese año.
La imagen presenta además en sus ojos los vasos sanguíneos y en su pùpila refleja la escena de la aparición